HomeCineHabía una vez en…Hollywood, el Déjà vu de Tarantino

Había una vez en…Hollywood, el Déjà vu de Tarantino

Por: Alejandro Dezmen / @alxdezmen

“Las cosas no son como fueron sino como deberían haber sido”, es una frase de John Milius en El juez de la horca, que robotó con dureza en la cabeza de Quentin Tarantino durante largo tiempo. Así lo dijo en entrevista el director, que ahora presenta su  novena película que lleva por título “Había una vez en…Hollywood”, cinta que bien podría ser su “ROMA”, película de Alfonso Cuarón ganadora del Oscar 2018, y que cuenta la historia de dos empleadas domésticas en la Colonia Roma, en la Ciudad de México, que ayudan a una madre a criar a sus cuatro hijos. 

Lo que se ve en pantalla es justamente lo que recuerda Alfonso Cuarón de su infancia. 

Quentin Tarantino también puede extirpar los recuerdos de su mente y traducirlos al lenguaje cinematográfico, y para ello echó mano de la Crème de la crème de la actuación en Hollywood con los fichajes de Brad Pitt, Leonardo Di Caprio, Al Pacino y Margot Robbie. 

Las referencias a los comerciales de televisión de la Segunda Guerra Mundial, la ambientación y los restaurantes exóticos de Los Ángeles se muestran en la película como un reflejo en los ojos de un niño; Los ojos de Quentin, quien nos traslada en el tiempo por más de dos horas hacia un lugar que todavía existe, pero que ya no es el mismo. 

Sin duda la nostalgia permea gran parte de “Había una vez en…Hollywood”, sin embargo, 

– y cómo suele ser característica de Tarantino – pronto se develará la otra quijada del asunto, la de las escenas gore, las piernas largas, las cabelleras rubias, las bromas visuales y la elocuencia soez.

La historia gira entorno a dos amigos de la industria del entretenimiento en 1969, Rick Dalton (Leonardo DiCaprio) un actor en decadencia, y Cliff Booth (Brad Pitt) su doble de acción, que al ocaso actoral de Rick, pasa a ser “más que un hermano, pero menos que una esposa”. 

Rick y Dalton son ficticios pero comparten escena con personas como Sharon Tate (Margot Robbie), Steve McQueen (Damian Lewis) e incluso con Bruce Lee (Mike Moh), personajes que dejaron huella – para bien o para mal – en la historia norteamercana. 

El final del amor libre 

La agonía de los años 60´s se sintió con fuerza. Fueron tiempos de la Guerra Fría y de Vietnam. En Estados Unidos se intensificarón las manifestaciones por la lucha de derechos civiles – pese al asesinato de Martin Luther King- y las marchas gay eran constantes. Además el hombre había pisado la luna. 

Pero aún quedaba un acto antes del final. La madrugada del 9 de agosto de 1969, la familia Manson asesinaria salvajemente a Sharon Tate, esposa del director de cine  Roman Polanski, en Cielo Drive, lo que puso punto  final a la era del amor libre y a la paz de las familias americanas. Ahora todos vivian bajo llave, pues si las estrellas estaban en peligro ¿qué podían esperar los demás? 

Esta es otra de las temáticas que se conjugan en la que -por desgracia- podría ser una de las útimas películas de Quentin Tarantino, nacido en Tennessee el 27 de marzo de 1963, y que se ha consolidado como uno de los más grandes directores de los Estados Unidos.  

¿Cuándo verla en México?

La historia llegará a las pantallas de los cines mexicanos el próximo 23 de agosto.  La clasificación será B15 y la duración es de 161 minutos.

El rey ha muerto…v
Hilary Duff regresa

dezmenalejandro@gmail.com

Rate This Article: